Pregunta referida 2J: La del impuesto sobre las ventas para la acción climática

¿Debe la ciudad quedarse con los $1.3 millones adicionales que recaudó con el impuesto sobre las ventas para invertir en iniciativas climáticas?

La activista medioambiental sueca Greta Thunberg lideró una manifestación contra el cambio climático en el Civic Center Park de Denver el viernes, 11 de octubre de 2019.

La activista medioambiental sueca Greta Thunberg lideró una manifestación contra el cambio climático en el Civic Center Park de Denver el viernes, 11 de octubre de 2019.

Hart Van Denburg/CPR News
220907-REBECCA-TAUBER-STAFF-PHOTOS-HEADSHOTS-KEVINJBEATY-01-sq

En 2020, los votantes aprobaron una medida electoral para aumentar en un 0.25% el impuesto sobre las ventas y recaudar fondos para combatir el cambio climático y la desigualdad económica. Un año después, la ciudad publicó un plan de cinco años para invertir el dinero. El plan incluye proyectos solares, estaciones para cargar vehículos eléctricos, eficiencia en la construcción y más. Este plan también se enfoca en las comunidades más vulnerables al cambio climático.

El impuesto recaudó más fondos de lo que se esperaba inicialmente, y ahora los votantes pueden decidir si la ciudad se queda con los fondos adicionales o se los devuelve a los contribuyentes.

Este es el texto que verás en la boleta:

¿Puede la Ciudad y el Condado de Denver retener y utilizar todos los ingresos de 2021 derivados del impuesto sobre ventas y uso del 0.25% sobre la Acción Climática, originalmente aprobado por los votantes el 3 de Noviembre de 2020, y continuar imponiendo y recaudando el impuesto hasta el límite del 0.25% permitido por la aprobación original de los votantes?

¿Cómo funcionaría?

Cuando se aprobó por primera vez, se esperaba que el impuesto sobre las ventas recaudara alrededor de $40 millones anuales. Pero recaudó $41.3 millones en 2021. Debido a las leyes de TABOR, las cuales requieren que la ciudad reembolse los fondos recaudados en exceso a menos que los votantes aprueben lo contrario, Denver debe preguntarles a los votantes si puede o no quedarse con los $1.3 millones adicionales para usarlos en proyectos climáticos. La medida también les pregunta a los votantes si la ciudad puede seguir quedándose en el futuro con toda la cantidad recaudada con el impuesto.

¿Quién está a favor y quién está en contra?

No hay grupos organizados que estén abogando a favor ni en contra de esta medida, pero quienes apoyaron la medida original en 2020 la consideraron un paso hacia adelante en la lucha contra la crisis climática a nivel local, en lugar de solo esperar a que el gobierno federal hiciera algo. Quienes se opusieron a la medida en 2020 estaban preocupados de que el impuesto sobre las ventas afectara a las personas con menos ingresos, por eso la versión final no permitió que se impusieran impuestos sobre artículos necesarios, como la comida y los productos higiénicos.

Weird times

Denverite is powered by you. In these weird times, the local vigilance, the local context, the local flavor — it’s powered through your donations. If you’d miss Denverite if it disappeared tomorrow, donate today.

You’re our superpower

Denverite supporters have made the decision to financially support local journalism that matters to you. Ready to tell your networks why? Sharing our “About” page with your own personal comments could really help us out.

You’re our superpower

Denverite members have made the decision to financially support local journalism that matters to you. Ready to tell your networks why? Sharing our “About” page with your own personal comments could really help us out.