Elecciones de Denver 2019: Seis candidatos a concejales generales quieren tu voto para representar a toda la ciudad

Quién es quién, quién tiene dinero y quién tiene ideas.

Un ganso vuela por el City Park el 29 de noviembre, 2019. (Kevin J. Beaty/Denverite).

Un ganso vuela por el City Park el 29 de noviembre, 2019. (Kevin J. Beaty/Denverite).

staff photos

Aquí hay algo imparcialmente emocionante: Tú, sí tú, puedes elegir a tres concejales para el Concejo Municipal de Denver esta primavera.

La mayoría de los escaños son para concejales que representan a un área geográfica de la ciudad, y solo gente que vive en esos distritos pueden elegirlos. Pero hay dos puestos generales (at-large, como se les conoce en inglés), donde esencialmente cada elector de Denver puede votar por ellos – y ambos curules están en juego en las contiendas electorales de mayo. ¡Qué tiempos para estar vivitos y coleando!

Los concejales generales tienen mayor alcance que sus colegas, no en cuanto al poder sino en responsabilidades porque rinden cuentas a toda la ciudad — y no sólo a un grupito de electores en algún rincón de Denver.

Hay cuatro aspirantes en esta contienda para ir tras los puestos de las dos concejalas generales actuales, Robin Kniech y Debbie Ortega (quienes también buscan la reelección): Tony Pigford, Jesse Parris, Lynne Langdon y Johnny Hayes. Ganarán los dos candidatos con más votos.

Denverite ha entrevistado a casi todos los candidatos al Concejo Municipal enlistados en las boletas del 7 de mayo. Sería justo concluir que la vivienda (incluyendo a la indigencia), el transporte y el desarrollo urbano son prácticamente las prioridades en las agendas de todos. La contienda por los dos curules de concejales generales es fundamentalmente la misma.

Aquí te mostramos quién es quién.

La concejala Debbie Ortega

Ortega lleva 24 de los últimos 32 años como concejala, tanto como representante del Distrito 9 y, recientemente, como concejala general. Ortega va por su tercer y último periodo en este puesto.

Denver City Councilwoman Debbie Ortega at a meeting. (Kevin J. Beaty/Denverite)

La concejala de Denver, Debbie Ortega, en una junta. (Kevin J. Beaty/Denverite)

Ortega apuesta por su experiencia y longevidad como líder municipal para lograr otro período, según dijo. En lo que respecta a acciones legislativas, Ortega quiere tomar las riendas de lo que ella considera como desarrollos urbanos únicos sin suficiente “planeamiento comprensivo”.

Ortega ha votado a favor y en contra de cambiar las normativas de construcción de propiedades individuales, que suelen prender las controversias más grandes en el Ayuntamiento. Ella quiere que los procesos más “completos”, como el que respaldó el proyecto masivo de River Mile, se vuelvan más comunes, dijo.

“Tenemos que estar mirando con más cuidado los impactos a la infraestructura que se acumulan en los vecindarios existentes, al desplazamiento y al aburguesamiento”, dijo Ortega. “No queremos crear una pesadilla distinta con la que tengamos que lidiar después”.

Ortega está orgullosa de los $22 millones para destinar a viviendas asequibles que ella ayudó a adquirir del Departamento de Transporte de Colorado, el cual está ampliando la autopista I-70 en Globeville, Elyria y Swansea. En 2016, Ortega fue la única concejala en votar contra el uso de fondos municipales para esta expansión.

De ser reelegida, Ortega se mantendrá vigilando el proceso y luchando por la justicia ambiental, según dijo. También está en su radar una posible expansión de la autopista I-25. Y ella ha señalado su rol en asegurar fondos para vecindarios “olvidados” en el bono municipal de casi mil millones de dólares.

Ortega se apoya en su experiencia y sus relaciones, según dijo a Denverite. Como puedes imaginar, después de 24 años como funcionaria pública, incluyendo puestos de confianza del alcalde, Ortega conoce a bastante gente y sabe cómo funciona el sistema (y lo que no funciona).

“El mayor problema es conocer cómo funciona la ciudad, saber que ninguna persona puede realizar cambios sola”, dijo. “Hay que trabajar con tus colegas y con gente del alcalde”.

La concejala Robin Kniech

Los ocho años de Kniech en el Concejo Municipal se han caracterizado por algunas medidas de gran alcance. Kniech se siente especialmente orgullosa del sueldo mínimo de $15 que propuso (junto con el alcalde Hancock) para empleados y contratistas municipales. El nuevo sueldo beneficiará entre 8.000 y 10.000 trabajadores, pero no llegará a $15 hasta el 2021.

Denver City Councilwoman Robin Kniech reacts as a bill banning "conversion therapy" is passed, Jan. 7, 2018. (Kevin J. Beaty/Denverite)

La concejala Robin Kniech reacciona mientras se aprueba una propuesta que prohíbe la "terapia de reorientación sexual” el 7 de enero, 2018 (Kevin J. Beaty/Denverite).

La concejala, que lleva dos períodos, también está orgullosa del “fondo de defensa migratoria” creado en el 2017 para asistir a personas en riesgo de deportación por las “medidas migratorias inmorales” de la administración de Trump, según dijo. También ha estimulado apoyo para un fondo de defensa contras los desalojos y el primer fondo para viviendas asequibles en la historia de Denver.

“Estas medidas van a alcanzar muchas vidas y vivirán en perpetuidad”, dijo Kniech. “Durarán más que yo en mi puesto”.

Como su colega (y oponente) Ortega, Kniech se apoyará en su conocimiento de un sistema político y burocrático complejo que vive y muere de las relaciones, viveza política y del actuar en el momento oportuno. Kniech no se suma a medidas significativas sin socios — activistas y colegas — quienes la puedan ayudar a llegar a la meta, según dijo. Kniech dijo que le queda claro que no puede ganarlas todas y que sólo considerará medidas si ve un camino para que se aprueben.

“Creo que las elecciones son momentos realmente sencillos para ver el dolor que la gente está sintiendo y ofrecerles la promesa más grande, más dramática que puedas para tratar de aliviarles”, dijo Kniech. “Tenemos mucho dolor en nuestras comunidades. (…) Lo que he escuchado de la gente es que quieren ver un plan bien claro y comprobado, y abordarlo de múltiples maneras al mismo tiempo”.

Algunas prioridades bien grandes para Kniech en el próximo periodo, si la reeligen: encontrar una fuente para financiar el transporte — particularmente la infraestructura del tránsito, ciclovías y pasos peatonales — para el 2020 para “apoyar centros urbanos en vez de apoyar la expansión”. Kniech quiere continuar trabajando en la vivienda y los problemas de indigencia, además de una plataforma de “viviendas para todos”.

Tony Pigford

Pigford es parte de un contingente de candidatos nuevos que buscará arrebatar el control de los concejales de la clase dirigente (el establishment, en inglés) y cambiar la trayectoria de Denver. Impulsado a lanzarse después de las protestas contra el negocio ink! Coffee, Pigford ve una ciudad que se ha alejado de apoyar las necesidades sociales, económicas y de salud del interés público para favorecer a una minoría próspera.

Tony Pigford outside of his home, March 27, 2018. (Kevin J. Beaty/Denverite)

Tony Pigford frente a su casa el 27 de marzo, 2018 (Kevin J. Beaty/Denverite).

Pigford es el decano fundador del Boys School of Denver y, cuando no está peleándose con la administración de Hancock y el Concejo Municipal, pasa mucho de su tiempo desarrollando liderazgo de los jóvenes. Pigford fue una de las voces más vigorosas contra los fondos públicos para los Juegos Olímpicos coliderando un referendo. Pigford también colideró el referendo para campañas de recaudación de fondos aprobados por electores, el cual apuntó a nivelar el campo de juego para candidatos con menos dinero.

Puede ser que conozcas el nombre de Pigford por su defensa contra la expansión de la autopista I-70 a lo largo de vecindarios abandonados en el norte de Denver e impulsada por la ciudad y del Departamento de Transporte de Colorado.

“Pudiera ser el mayor despilfarro en la historia del estado de Colorado”, dijo Pigford. “Estamos hablando de dos mil millones de dólares sin sobrecostos y corremos el riesgo de repetir el ciclo brutal del racismo ambiental”.

Construcciones preliminares de la expansión de la autopista han comenzado luego de varias demandas legales fallidas. Pigford asegura que puede usar su posición, junto a la de otros candidatos al Concilio Municipal que él espera también ganen, para detener la expansión apelando a poderes estatales.

La agenda de Pigford entusiasma e incluye, entre otras cosas, prohibir la extracción de petróleo y gas (conocida como fracking, en inglés) en Denver. Eso no es legal, pero él cree que pudiera serlo bajo una legislatura controlada por los demócratas y el gobernador Jared Polis. El candidato cree que el transporte público debe ser gratis “si logramos conseguir los fondos”, según dijo.

“Yo traeré un liderazgo más ambicioso y un sentido de urgencia a los problemas que están a un nivel de crisis (y) que actualmente no existe en el Concejo Municipal”, dijo Pigford. “Y también un sentido de posibilidad, porque tenemos la oportunidad de hacer de Denver una de las mejores ciudades del mundo. Pero no estamos en un punto de inflexión. Estas elecciones, pudiera decirse, son unas de las más importantes elecciones en la historia reciente de Denver”.

No todas sus metas políticas son monumentales. Algunas son más modestas. Por ejemplo, su principal prioridad se centra en inspeccionar el inventario de las viviendas asequibles de Denver con un nuevo sistema de seguimiento. La ciudad perdió pista de cientos de viviendas bajo la lupa de la administración de Hancock, lo cual ha resultado en residentes, que no califican, viviendo barato, incluyendo a un empleado de la ciudad que alquilaba una casa — cuyo valor estaba restringido a los ingresos — a precio del mercado.

En el frente de las viviendas, Pigford también dice que reexaminaría quién está construyendo casas económicas con dinero de la ciudad. El Denver Housing Authority cuasigubernamental parece ser la primera opción, según dijo. Pigford cree que más viviendas estarían disponibles más rápido si la ciudad trabajara junto a desarrolladores urbanos sin fines lucrativos y fideicomisos comunitarios con más frecuencia.

En la categoría del cambio climático, Pigford quiere que el compostaje sea gratis y que se le facture a los residentes como basura “siempre y cuando no impacte desproporcionadamente a comunidades de bajos ingresos”, dijo Pigford. (La administración de Hancock ya está trabajando en una iniciativa “pay as you throw” o “paga sólo por la cantidad que botes”, en español).

Jesse Parris

Parris es otro candidato que apunta a tumbar al establishment.

City Council At-Large candidate Jesse Parris poses for a portrait in front of Centro Humanitario in Five Points, March 4, 2019. (Kevin J. Beaty/Denverite)

El candidato a concejal general Jesse Parris posa frente al Centro Humanitario en el barrio de Five Points, el 4 de marzo, 2019 (Kevin J. Beaty/Denverite).

Lo encontrarás en las reuniones legislativas del Concejo Municipal casi las mismas veces con las que te topas con los mismos concejales. Parris habla en casi todas las audiencias públicas, a menudo contra cambios a los derechos a la propiedad que permiten más apartamentos y condominios. A veces, Parris apoya proyectos con elementos de viviendas asequibles y casas de patio, conocidas como moradas (o dwelling units, en inglés).

“Necesitamos priorizar nuestro desarrollo (urbano)”, dijo Parris. “Actualmente nuestro desarrollo (urbano) no es para la gente que vive aquí o que ha vivido aquí por generaciones. Es para gente nueva que recientemente se está mudando o que vienen en camino a mudarse”.

Parris, miembro de Denver Homeless Out Loud, lanza frases pegajosas cuando critica a la clase dirigente actual. Parris no pierde tiempo en llamar a Denver la “Mile High Income City”, en referencia al costo de vida que se presta más a gente con altos ingresos. Parris le dice a la gente de Denver que “necesitamos barrer al Concejo Municipal como ellos barren a los indigentes”, refiriéndose a la prohibición al refugio en lugares públicos.

Parris tiene familiaridad con estar sin casa. Él obtuvo un título de justicia criminal y criminología de la Metropolitan State University, pero casi no lo logra porque vivió en su auto durante su último semestre. Parris quiere abolir la prohibición de acampar en lugares públicos (si los electores no lo hacen en mayo) y considera las “barridas” como una manera de criminalizar a los indigentes.

Por el lado de la vivienda, el candidato dice que requeriría al menos la mitad de cada desarrollo urbano incluir viviendas asequibles para gente que gana entre cero y 30 por ciento del ingreso promedio del área — una movida radical de un sistema que permite a desarrolladores urbanos evitar construir casas económicas si contribuyen a un fondo de viviendas asequibles. Parris dijo que diría no a esa opción.

El transporte público es otro gran problema para Parris, quien nació y creció en Denver. El Distrito de Transporte Regional (RTD, en inglés) no satisface las necesidades de la ciudad, según dice, y se enfoca demasiado en los suburbios. A él le gustaría ver a Denver comenzar su propia entidad de tránsito solo para la ciudad.

De ser elegido, Parris dice que renunciaría a la mitad de su sueldo (lo cual sería bastante).

“Donaré la mitad de mi sueldo de vuelta al público”, dijo. “Estamos acostumbrados a lidiar con lo mínimo. Somos pobres ahora, así que no tenemos miedo de seguir siendo pobres… mi total propósito de lanzarme al puesto (público) es para que no se me olvide de dónde vengo”.

Johnny Hayes

Hayes es un artista e historiador que quiere enfocarse en la indigencia, la salud mental y en la protección para inquilinos, así como el avance de la comunidad sorda de Denver. Hayes ha sido voluntario con la población infantil e indigente de Denver desde principio de la década del 2000, según dijo.

City Council At-Large candidate Johnny Hayes poses for a portrait near his home in Baker, March 19, 2019. (Kevin J. Beaty/Denverite)

El candidato a concejal general, Johnny Hayes, posa cerca de su hogar en Baker, el 19 de marzo, 2019 (Kevin J. Beaty/Denverite).

“A través de mis años, he reconocido lo que llamo problemas solucionables o reparables que realmente necesitan atención”, dijo Hayes.

Según el candidato, estos problemas revuelven sobre gente que necesita hogares y que no los tienen, y que terminan en la calle o en un refugio. Aparte de dar necesidades básicas como refugio, agua y comida, su principal meta es aumentar lo servicios de salud mental de Denver para la gente sin hogar.

“En mi opinión, 100 por ciento de la población necesita atención de salud mental, sólo es hasta qué punto”, dijo Hayes. “Así que proveyendo tratamientos de salud mental es importante para mí, especialmente para alguien que esté en un ciclo de indigencia más perpetuo”.

De ser elegido, Hayes dice que protegerá a los inquilinos con medidas no especificadas que les den más derechos al alquilar vivienda. Hayes afirma que establecería control de alquileres, lo cual es ilegal bajo leyes estatales.

“Educar a la gente que escucha sobre la comunidad sorda” es otra de las metas de Hayes, según dijo.

Lynne Langdon

Langdon es otra candidata nueva a la escena cívica de Denver. Langdon es una exreportera del clima y agente de bienes raíces, y ahora maneja su campaña a tiempo completo. Langdon vive en Cherry Creek, pero pasó varios años en Hong Kong y creció en Boulder.

Lynne Langdon, City Council At-Large candidate, poses for a portrait, March 5, 2019. (Kevin J. Beaty/Denverite)

La candidata a concejala general Lynne Langdon posa para un retrato el 5 de marzo, 2019 (Kevin J. Beaty/Denverite).

Langton está definitivamente en contra de dos cosas: salas de uso supervisado — conocidas también como salas de consumo supervisadas — que permite a los consumidores de drogas drogarse bajo la supervisión de médicos para evitar sobredosis, y dejar a los indigentes dormir en la calle. Langdon apoya la prohibición al acampar en la calle.

Pero, dentro de todo, Langdon cree que a Denver le está yendo bastante bien. No cuenta con muchas metas legislativas. A ella le interesa más averiguar qué está pasando y reaccionar de la mejor manera que ella crea.

“No creo que mi trabajo es tener todas las respuestas”, dijo Langdon. “Creo que mi trabajo es escuchar a la gente y hacer e incorporar lo que la gente quiera. Así es como veo mi trabajo”.

La candidata está interesada en mejorar el transporte público amplificando el presupuesto de publicidad de RTD para mostrarle a la gente que los buses, el monorriel y el tren son una opción. El Concejo Municipal no tiene control sobre las arcas de RTD, pero Langdon dice que su influencia y habilidad de asociarse con los demás será suficiente.

Así que, ¿qué la califica a concejala? Langdon ha trabajado en negocio inmobiliario de lujo, lo cual la convierte en “una gran intermediaria” y dice que sus “experiencias interculturales” la guiarán con su política.

“Tienes que encontrar una manera de traer estos dos lados juntos y simplemente calmar a todo el mundo y hacer que todos alcancen la llegada”, dijo Langdon.

Aparentemente, la candidata sabe de llegadas. Langdon ha recogido personalmente todas las firmas que ha recibido para calificar a las elecciones, según dijo.

Oh, y Langdon conoce a John Elway y a su esposa, quien dice son su carta de recomendación.

¿Quién tiene dinero?

Cinco candidatos han presentado informes de sus campañas. Haz clic en el nombre del candidato para hacer una investigación más completa sobre quién les está dando dinero.

Kniech ha recaudado $116,000, incluyendo contribuciones en especie.

Ortega ha recaudado $89,000,incluyendo contribuciones en especie.

Pigford ha recaudado $57,000, incluyendo contribuciones en especie.

Parris ha recaudado $500.

Langdon ha recaudado $44, de su propio bolsillo.

Hayes aún no ha presentado el reporte financiero de su campaña.

Traducción por Diego Aparicio.


¿Quieres más? Explora otras historias sobre las elecciones. En español, tenemos una guía sobre como votar, y artículos sobre la eleccion de la alcaldía y los dos referéndum. En ingles, artículos sobre más carreras y cuestiones. Mándenos sus preguntas: dave@denverite.com.

Hi! You’re like us!

Looks like you’re the type of person who reads to the ends of articles! Well, true believer, you might really like our morning newsletter. It’s quick, free and gets you up to speed on the important and delightful things happening right here in Denver.

Thanks for reading another Denverite story

Does Denverite help you feel more connected to what’s up in your area? Do you want to be a part of it?

Member donations are critical to our continued existence and growth.

Thanks for reading another Denverite story

Does Denverite help you feel more connected to what’s up in your area? Do you want to be a part of it?

Member donations are critical to our continued existence and growth.

You’re our superpower

Denverite supporters have made the decision to financially support local journalism that matters to you. Ready to tell your networks why? Sharing our “About” page with your own personal comments could really help us out.

You’re our superpower

Denverite members have made the decision to financially support local journalism that matters to you. Ready to tell your networks why? Sharing our “About” page with your own personal comments could really help us out.